miércoles, abril 29, 2009

La vuelta al mundo (Abril: lo que me hace amar a mi ciudad)

Es la primera vez que participo del grupo La vuelta al mundo. Hace mucho que me gusta fotografiar...y me animé a hacerlo hoy.

Cuando niñas, mi hermana y yo cambiamos de ciudad varias veces...en cada una aprendíamos un poco de su historia, de su geografía, de sus costumbres, de su música....así pasamos de Lima a Ica, Ayacucho, y nuevamente Lima. Años después encontramos nuestro lugar en Miraflores, y durante 18 años vivimos allí, allí está la casa de mis padres...y los recuerdos de mi vida universitaria.
Hoy me dí una vuelta por esos lugares, y esto es lo que fotografié:

El Faro de la Marina en el Malecón:


Un caminito al costado del Puente Villena, en el Parque del Amor:

donde encontré este texto:

La Parroquia Nuestra Señora de Fátima:


La Municipalidad, vista desde el Parque Central:


y la Parroquia La Virgen Milagrosa:


Nos gusta ir a los parques infantiles para que los peques disfruten de momentos de solaz....en el malecón....mirando el mar.....


Esos 18 años, vimos transformarse a Miraflores, los cambios en el Parque Central, la rotonda con presentaciones musicales....los corsos de Fiestas Patrias..
Miraflores es un lugar donde confluyen todas las sangres y costumbres....es un crisol urbano...eso es lo que me gusta de mi ciudad....

lunes, abril 20, 2009

Pascua Toro, Quinuapata...

El sábado muy temprano, fuimos a comprar las tradicionales chaplas de Huamanga en el horno que queda cerca al ex-cine Cavero.




Ayacucho se preparaba para el Pascua Toro, que "tiene orígenes muy antiguos cuando durante esa fecha los hacendados huamanguinos subían a caballo a la feria del cerro Acuchimay para comprar toros y donarlos al asilo y la cárcel, jalándolos con una soga por la calle 9 de diciembre hasta la plaza mayor. Hoy, esa tradición la cumplen la asociación de propietarios de caballos de paso peruano y congrega a miles de jóvenes quienes vestidos de polos rojos y blancos y con los brazos entrelazados ingresan a la plaza al ritmo de la ‘araskaska’, música interpretada por bandas locales, para luego separarse y retar al toro durante su paso".




aquí un pequeño video:


video


Luego fuimos ir a la iglesia del Señor de Quinuapata, que como le decía a Manu, para mí es la más importante de las 33 que tiene Ayacucho...por que era la primera y la última que visitábamos cuando llegábamos allá....








Salimos de Ayacucho a las 3 de la tarde, escuchando el último CD del Trío Ayacucho: "Como siempre, Con el mayor cariño".








Fue un viaje espléndido y reconfortante.....

Procesión....

Al regresar a Ayacucho, fuimos a la Plaza de Armas para ver la procesión del Santo Sepulcro....las calles son adornadas por hermosas alfombras de flores....


Se apagan las luces de la Plaza de Armas y la procesión recorre la Plaza, acompañada de fieles vestidos de negro.

Ojiñahuicha...



Continuamos nuestro viaje hacia San Miguel, capital de la provincia de La Mar , guiados por el croquis de tío Juan. Luego de dos horas de viaje desde Pampa de Quinua, llegamos a San Miguel....la carretera está en la ribera del río Torobamba, al que mi madre se refería como de aguas turbias.....


Paramos en la Plaza principal a buscar a un caballero que nos contaría de las vivencias de mi madre dado que ya no tenemos familiares en San Miguel, lo encontramos, me presenté y cuando le mencioné el nombre de mi madre, lo primero que dijo fue, "Ah, Ojiñahuicha" (ojos verdes).



Seguimos conversando en medio de la lluvia. Fue muy grato escuchar lo que él recordaba: mi bisabuela Agripina, mi abuelo Gerardo que era profesor en el colegio, de mis tíos....y de como mis padres se conocieron. El estar en el lugar en que ella nació, y recorrer sus calles y encontrar el lugar donde estaba la casa en que vivió me reconfortó mucho....



jueves, abril 16, 2009

Wari, Pampa de Quinua...

Al día siguiente, salimos hacia San Miguel, que solo conocía por los relatos de mi Madre.

En el camino, paramos en el Museo de Sitio de la Cultura Wari , cuna del primer imperio andino



Luego continuamos hacia la Pampa de Quinua, donde tuvo lugar la Batalla de Ayacucho , que selló la Independencia de América el 9 de Diciembre de 1824.



Con motivo del Sesquicentenario de la Batalla de Ayacucho se erigió un Obelisco, de 44 metros de altura, que representan los 44 años que transcurrieron desde la rebelión de Túpac Amaru (1780-1824).


Desde 1980, forma parte de las Áreas Naturales Protegidas , con la denominación de "Santuario Histórico Pampas de Ayacucho" .

Huanta....

Decidimos ir a Huanta, a dos horas de Ayacucho...estuvimos en plena lluvia¡




Al regresar a Ayacucho, disfrutamos de la música tradicional que tocaba una banda en la Plaza de Armas.


Ayacucho, del Arco a la Alameda


Este año, en los días de Semana Santa, nuestro destino natural era Huamanga ,
en Ayacucho, la tierra de mis padres. La última vez que fuimos fue en el 2001, con Giovi pequeña y Silvanona aún por nacer.

Partimos el Miércoles por la tarde en nuestro auto, descansamos en Huaytará por unas horas, y en la madrugada continuamos hacia Ayacucho, llegamos por la mañana (menos mal tío Juan nos había conseguido alojamiento, gracias¡)

Teníamos planeado estar hasta el Sábado por la mañana para poder regresar tranquilos y descansar el Domingo, así que debíamos planear que lugares íbamos a visitar. Lo primero fue ir a la Plaza de Armas,



que emoción al ver el Arco¡....


Luego a almorzar puca picante y truchas....



y después de ir al colegio donde estudiamos con Taty por seis meses, recorrimos el Mercado donde íbamos con nuestros abuelos,


Luego fuimos a la Alameda...infaltable en nuestros paseos con mis abuelos, mi madre y mis tíos.


Después fuímos a la casona de los Vivanco en el Jr. San Martín, en donde vivieron mis abuelos cuando llegaron de San Miguel y donde disfrutábamos nuestras vacaciones escolares.

miércoles, abril 08, 2009

Y el día llegó¡



Esta bella imagen de Alvaro Portales , es contundente, inspiradora.....
17 años después, se hizo justicia.